Historia

Edad Antigua

Diferentes investigadores han señalado que la “Cultura de los Castros” fue la primera que se desarrolló en los montes de Lumbreras. Los restos  de Las Peñas de la Torre y del Castillo de Los Monjes, castro militar de la segunda mitad del siglo VII,  así lo acreditan. Y por los cronistas que acompañaban al ejército romano, se ha llegado a pensar que Lumbreras era “Lutia”, la población narrada por la Leyenda.

Edad Media

Gran parte de la población de este municipio desciende de D. Sancho de Tejada, ya que gran cantidad de sus descendientes se quedaron en los alrededores del Solar de Tejada. Lumbreras, junto con Ortigosa y Treviño fueron dadas por Enrique II de Castilla (Trastámara) a D. Pedro Manrique de Lara el 3 de abril de 1366 (en privilegio el 8 de abril), como agradecimiento a sus servicios prestados frente a Pedro I El Cruel. Entre los personajes confirmantes de la escritura figuraba el obispo de Calahorra de entonces. Posteriormente los Reyes Católicos concedieron a los Manrique de Lara, por entonces Condes de Treviño, el título de Duque de Nájera (30 de agosto de 1482 en Córdoba), quedando vinculado Lumbreras al Nuevo Señorío.

Existe una carta del Duque de Nájera a sus vasallos de Lumbreras en 1533.

Edad Moderna

La trashumancia tuvo en esta época una importancia considerable en toda la zona de Cameros y especialmente en Lumbreras, donde hubo una industria emergente en los siglos XV y XVI. Los efectos de la trashumancia en Lumbreras, en el XVII se pueden ver en el siguiente gráfico. No obstante, la época dorada, cuando a esta Villa se la llamaba la “Corte de Cameros”, fue el siglo XVIII.

        Datos Geográficos<---                                                                          -->  Patrimonio Cultural 

Gobierno de La Rioja